Warning: A non-numeric value encountered in /home/gotothec/public_html/trabajarenelmundo.com/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5841

Por fin, después de muchísimos CV y cartas de presentación enviados, recibimos la tan esperada llamada que nos convoca a una entrevista de trabajo. Todos sabemos que llegar a una entrevista de trabajo es difícil y sería una pena echarla a perder por un error que podríamos haber evitado con un poco de atención.

Vamos a ver entonces cuáles son los 10 errores que hay que evitar en este momento tan importante.

1. Llegar tarde: La puntualidad es un aspecto fundamental en el mundo laboral y por esta razón llegar tarde a una entrevista de trabajo podría dar a entender al empleador que a lo mejor no estamos tan interesados en obtener ese empleo. Si tienes una razón de peso que te está impidiendo llegar puntual ponte inmediatamente en contacto con el empleador para avisarlo.

2. Forma de vestir inapropiada: La imagen dice mucho de ti, así que cuando te presentes a una entrevista deberías elegir un estilo apropiado y cuidado pero no excesivo, y sobre todo es importante conocer de antemano el estilo de la empresa para adaptarse.

3. No llegar preparado a la entrevista: Cuando participas de un proceso de selección es importante recaudar información sobre la empresa en cuestión. ¿Cómo puedes hacerlo? Es muy fácil, chequea la web de la empresa, encontrarás muchas informaciones útiles. Es muy probable que te pregunten por qué estás intentando trabajar en esa compañía, así que asegúrate de tener la respuesta correcta.

4. Hablar demasiado y preguntar mucho: No hay nada peor que entrevistar a alguien que habla sin parar ni un momento. El empleador no necesita conocer toda tu vida, todo lo contrario, desea saber aquello que le sirve para identificarte y conocerte profesionalmente. Es importante centrarse en temas pertinentes e interesantes para la entrevista, evitando irse por las ramas o, peor, hablar mucho sin contestar a la pregunta que nos acaban de hacer. Un candidato que hace muchas preguntas tampoco causa una buena impresión, es percibido como molesto. Es fundamental sintonizar el mismo canal del interlocutor para entender cuando éste espera que ilustremos nuestras capacidades y carrera profesional.

5. Evitar la mirada del empleador: afrontar una entrevista de trabajo con la mirada hacia abajo es totalmente improductivo porque nuestro interlocutor puede pensar que somos tímidos, introvertidos y que no nos relacionamos bien con los demás.
Sostener una mirada puede ser difícil, en cuanto implica una comunicación más íntima y hacerlo en una entrevista transmite seguridad al empleador, por esto es importante mirarle a los ojos cuando habla él y cuando hablamos nosotros también.

6. Lenguaje no verbal inapropiado: El lenguaje corporal es muy eficaz, si te descuidas es posible que tu cuerpo desmienta lo que estás afirmando con palabras. Por ejemplo si durante la entrevista digo que soy una persona abierta y clara y lo digo con los brazos cruzados, mi cuerpo puede estar transmitiendo exactamente lo contrario. De la misma manera, si el entrevistador está de brazos cruzados, puede que esté incómodo. Acuérdate de sonreír, de mantener el contacto visual y recibe al entrevistador con un apretón de manos decidido y seguro.

7. Hablar mal de tu ex jefe o de tu actual trabajo: Una de las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo es ¿Porque has decidido de cambiar de trabajo? En este caso es muy importante pensar una respuesta que evite hablar mal del anterior empleo. Si bien es cierto que un despido tiene un cierto peso en el curriculum, también es verdad que si lanzamos acusaciones al anterior empleador daríamos a entender que podríamos decir lo mismo de la persona que tenemos delante en caso de una contratación. Además el mundo laboral es más pequeño de lo que nos imaginamos, no sabemos si el entrevistador conoce a nuestro ex jefe.

8. No sonreír nunca: Sonreír es muy importante tanto al principio cuanto al final de la entrevista porque demuestra un espíritu amigable y entusiasmo por el puesto por la cual nos estamos presentando.

9. Exagerar tus cualidades: Es normal querer impresionar la persona que te está entrevistando, no obstante es desaconsejable exagerar tus cualidades, tanto en la entrevista cuanto en la redacción del curriculum. La humildad es muy apreciada por los empleadores, eso sí, siempre y cuando sepas presentar bien las cualidades que de verdad tienes.

10. No tener puntos débiles: De sobra conocemos la típica pregunta trampa: ¿Cuáles son tus puntos débiles? Bien, por raro que pueda parecer, negar tener defectos es desaconsejable, en cuanto podemos parecer presuntuosos y arrogantes. Las personas que realizan muchas entrevistas suelen optar por los “falsos defectos” como por ejemplo “soy perfeccionista y muy exigente conmigo mismo” o “llego siempre demasiado pronto”, estos en realidad no son defectos sino buenas cualidades. Bien lo saben los entrevistadores que conocen de sobra estas respuestas preparadas para dejarlos impresionados. ¿Qué contestar entonces? Es mejor ser sinceros, evitando admitir aquellos defectos que serían como un gol en puerta propia, como admitir de ser muy vago, de llegar siempre tarde o de tener mal carácter.

Si alguna vez te ha pasado de cometer uno o más de esos errores, no te preocupes porque cada entrevista es un momento de aprendizaje, puedes sacar partido de los errores pasados para mejorar las futuras entrevistas y conseguir el trabajo de tus sueños.

¿Y si la entrevista de trabajo es en inglés? Muchas personas que hemos seguido en la búsqueda de trabajo en el extranjero han tenido muchas dificultades para afrontar una job interview en inglés. Es una verdadera pena perder la oportunidad de ser contratados por no llegar preparados a la entrevista. Por esta razón hemos creado un proyecto llamado “Role Play Entrevista de Trabajo”, si quieres saber más escríbenos un correo y estaremos encantados de ayudarte.

Pin It on Pinterest